EL EFECTO ANTI-MIDAS

El “anti-Midas touch” es un fenómeno que afecta a algunos actores de televisión que cuando son contratados para un programa, este fracasa. Chávez parece “tocado” por el efecto:

Ha dispuesto de recursos vastos, colosales y los resultados no se corresponden a la cuantía, incluyendo varios fracasos.
La economía se está reventando con una inflación real superior al 25 % anual y acelerándose, con un desabastecimiento radical. A la par, surgiendo un mercado negro de alimentos. El problema es estrictamente económico, de gerencia pública. La distorsión de los precios provocados por un control de precios absurdo, sin revisiones periódicas, y el control de divisas alterado por la corrupción y el despilfarro, nos señalan un futuro comprometido y crítico. Cada día se produce menos en el país y se importan más bienes esenciales. No se paga en Venezuela a los productores de bienes y servicios precios lógicos, pero se cancelan costosas facturas a productores argentinos, nicaragüenses, cubanos o de cualquier otro país, hasta de los Estados Unidos, de donde proviene el grueso de las importaciones venezolanas.
He preguntado a muchas personas ¿Cuál ha sido el gobierno más ineficiente en Venezuela? La primera respuesta es “el actual”, le sigue Luis Herrera, cuando los interrogados son mayores de 50 años.
Cuando evaluamos los estudios de opinión, los ciudadanos que son afectos al presidente reflejan una conexión emocional con Chávez: Es “simpático”, “piensa en nosotros”, “le ha dado al pueblo”, “se ocupa de los pobres”, pero no encontramos conceptos como, eficiente, soluciona problemas, logra resultados, alcanza metas, disminuyó la inseguridad o resuelve la escasez de vivienda.
La alternativa no es regañar a los ministros, gobernadores, alcaldes o altos funcionarios que no están en capacidad de producir peras porque son olmos. Es decidir una estrategia adecuada a los tiempos actuales, buscar el mejor equipo gerencial técnico e implementar un plan operativo y hacerle seguimiento permanente. Supervisar, gerenciar y administrar desde la Presidencia. La tarea es titánica, más que hace nueve años, porque el país está peor. Es el único camino. Reconocer a las FARC como insurgentes, pelear con la Exxon, con el imperialismo, con la oligarquía de aquí y de allá sirve políticamente, pero al final del camino, se incrementarán las necesidades de la gente y la nación no avanzará, se agravará. Pasó el momento de lanzar dinero a la calle y usar el micrófono y las cámaras. Es hora de gobernar y de forma eficaz.Ahora bien, ¿Es esto posible?… No creemos fácil que expertos en sus áreas acepten formar parte del gobierno de Chávez. Sin embargo, el presidente podría conformar un comité de crisis contratando asesores nacionales e internacionales que instruyan a nuevos funcionarios ejecutivos sobre los planes y se implementen las operaciones pertinentes. El presidente podría hacer un llamado de reconciliación nacional y convocar a todos los sectores, medios de comunicación, empresarios, iglesia, trabajadores, partidos políticos, organizaciones no gubernamentales, instituciones de militares en retiro, personalidades, colegios profesionales, sindicatos, agricultores, campesinos y otras fuerzas económicas y sociales, y pedir ayuda para salir del atolladero. Al principio habría dudas, pero si la presidencia de la república persiste en su intento y siguiera esta vía, desaparecería el “toque anti-midas”.
Vladimir Gessen

(Si desea expresar su opinión o que le enviemos nuestros artículos e informaciones a su email, por favor escríbanos a vladimirgessen@gmail.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: